Ajo

El ajo es una de las especias más vendidas y valoradas, y una de las especias reina en la dieta mediterránea.
Se usa para aderezar multitud de salsas de carne y pescado. Realza el sabor de guisos y sofritos.
Especias El Reloj le garantiza sabores puros, sin aditivos ni espesantes. Especias El Reloj ha preparado diferentes variantes de comercialización: granulado, polvo, escamas… y distintos tamaños que van desde el bote de hostelería a la venta al por mayor.

  • Ajo en Escamas

    El ajo deshidratado en escamas tiene un sabor fuerte, sobretodo en crudo, y ligeramente picante.
    Tiene la cualidad de acentuar los demás sabores. El proceso de deshidratación consiste en clasificar, cortar y secar con aire caliente.
    El Ajo es un ingrediente principal en la cocina mediterránea, ya que se utiliza en infinidad de recetas.
    El Ajo en escamas es deshidratado y por tanto tendremos mucho cuidado al freirlo, ya que al no contener agua se quema enseguida, lo ideal es rehidratarlo con un poquito de agua.

    3,50
  • Ajo granulado fino

    El ajo granulado se utiliza como sazonador o condimento en gran cantidad de platos como carnes, pescados, verduras, salsas, arroces, pasta, etc.  Realza el sabor en guisos y fritos. Producto obtenido de ajos maduros, frescos y de primera calidad.

    4,60
  • Ajo Granulado Gordo

    El ajo (Allium sativum) es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea, tiene un sabor fuerte  y ligeramente picante. El ajo granulado es perfecto para utilizar directamente sobre los platos, como carnes, ensaladas o verduras pero también es ideal para usarlo en salsas y sopas.

    4,20
  • Ajo-Perejil

    Mezcla de Ajo granulado triturado y perejil triturado ideal para usar en sopas, salsas de carne y pescado. Realza el sabor de guisos y sofritos. Muy indicado para pescados a la plancha o para realizar una vinagreta.

    3,95
  • Sal de ajo

    La sal de ajo es la mezcla perfectamente dosificada que ayuda a reducir el consumo de sal en las comidas sin tener que prescindir del sabor. La sal de ajo se emplea fundamentalmente en la cocina para dar al mismo tiempo sabor salado y un toque de ajo.

    3,39